domingo, 30 de marzo de 2014

Todo testamento debiera incluir siempre olor a bizcocho recién hecho

Cuando volvió, ya nada era igual; aunque todo le recordaba lo diferente que había sido.

Los columpios ya no llevaban al cielo, ni bucear en el río al centro de la tierra. El jardín… su jardín, del que tanto habría presumido años después, no era más que un montón de arbustos y rastrojos, entre los que crecían flores libres.


Ya nada estaba tan lejos como estaba; como estaban aquellos años en los que dejó su niñez; en los que dejó a unos padres que tampoco volverían.

Si al menos al abrir la puerta hubiera olido a bizcocho recién hecho…


Entre las flores te fuiste. Entre las flores me quedo







Cuando llegó al altar, no le quedaba ni uno solo de los dientes de león de su ramo de novia.

martes, 25 de marzo de 2014

Pero hay un rayo de sol en la lucha que siempre deja la sombra vencida





Se llevó todo, salvo la esperanza de que un día pudiera volver a devolverme todo lo que era  mío

Me encantaría pasar contigo esta noche, y si todo sale bien, no tendría inconveniente en quererte el resto de mi vida


Y lo quiso, todas y cada una de las horas que le quedaron. Luego dejó sus restos en el andén y se subió al siguiente vagón que pasó.

A los seis metros apenas podía ya distinguir el color de las alas que tanto la habían maravillado; y así, a lo lejos, aquella mariposa le recordó a tantos moscones como había conocido.

Pobre viuda negra...


lunes, 24 de marzo de 2014

Nos prometieron que los sueños podrían volverse realidad. Pero se les olvidó mencionar que las pesadillas también son sueños

Hice un esfuerzo para mantenerme despierto; ya era la última noche... y si lo lograba, habría conseguido echarla de mis pesadillas para siempre.

Iba a la cocina a por otro café cuando me sorprendió. La ladrona de mi vida estaba allí, bebiéndose los restos de cafeína, sin dejarme siquiera un poso.

Me pellizqué, no era una pesadilla, no esta vez… la mujer que me robaba los sueños estaba allí, en mitad de mi realidad fumando un cigarro.

Abrí el armario angustiado, no quedaban pastillas para dormir.

Abrí la ventana, por suerte, allí, había pastillas para todo.


¿Para qué la salida de emergencia a 10.000 metros de altura?

Se preparó durante meses.

Quienes lo conocían apostaban que aguantaría el peor de los golpes.

Sin embargo, en apenas dos segundos cayó fulminado en el suelo.


Nadie supo lo que le susurró aquella rubia, que al irse afirmó “quizás estuviera preparado para recibir el peor de los golpes, pero ante un halago... se encontró absolutamente indefenso”


domingo, 23 de marzo de 2014

La vida es mucho más pequeña que los sueños

Le gustaba tanto dormir a su lado que se pasaba las noches despierta, memorizando en vela cada vez que encontraba su piel bajo las sábanas.

A las cinco semanas él ya estaba durmiendo con otra, con otra que aún dejaba sueños en la almohada.


jueves, 20 de marzo de 2014

Somos los que comemos. Comemos lo que somos.


Apuntó todo lo que necesitaba; una olla grande, un Kg de mentiras, 3 ó 4 promesas, una pizca de futuro y un teléfono con el que llamar a aquella chica que tanto le gustaba.

"Dejen los zapatos y las coronas a la puerta, por favor" indicaba el cartel que guiaba a un comedor en el que solo se guardaba sitio para un comensal.

"¡Qué falta de educación!" Exclamó al verlo, escandalizada.

Por contra, él no dijo nada, hasta pasadas unas horas; cuando en su recetario anotó "Están igual de sabrosas las ancas de princesa escandalizada que sin escandalizar"


martes, 18 de marzo de 2014

La vistió de palabras que luego recitaría hasta dejarla desnuda



- ¿Qué qué es poesía?... ¿Y tú me lo preguntas? Poesía soy yo.

- Yo somos todos- me callé mientras dejaba de rimar mis versos con los suyos y de arrimar mis deseos a sus reproches.


domingo, 16 de marzo de 2014

Todo lo nuevo, incluso la felicidad, causa espanto


Tenía las cosas claras hasta que aquel hombre comenzó a caminar sobre mis pasos.

Me incomodó tanto, tanto... que primero tuve que cambiar de acera, después de calle, por último de dirección.


Pasadas seis manzanas... ya no recordaba siquiera
cual era el sentido.



jueves, 13 de marzo de 2014

Cerrado por derribo



Volví el rostro y me preparé, tal y como hubiera hecho de no haber sentido el peso de sus ojos sobre mis piernas.

Abroché los últimos tres botones que le sobraban a mi camisa y empecé a subir las medias. Poco a poco, como quien deja que agonicen los últimos despojos de un gran secreto.

Avistando el nailon mis muslos, me volví de nuevo. Fueron entonces mis ojos los que pesaron sobre los suyos, que sorprendidos, intentaban descifrar la contraseña que se entreveía en el candado de mis bragas. Algo decía de un tal  "lugar de la mancha, de cuyo nombre..."


martes, 11 de marzo de 2014

No confíes un secreto a quien no tenga nada que ocultar




Fue un de repente, un querer, un olvidar, un consuelo, un volar, un suicidio... un simple y fortuito "aquí te pillo, aquí me muero"

domingo, 9 de marzo de 2014

De vez en cuando di la verdad, para que te crean cuando mientes.


Resultaba obvio que pretendía engañarla.

Lo resultó cuando bajó los ojos, al verse atrapado en una pupila fuente de desconfianza.

Cuando al volver la vista, sus miradas se chocaron de nuevo.

Cuando se acercaron, exactamente a la misma velocidad, con medias sonrisas, cuya suma dejaba ecos de tétricas carcajadas.

Resultaba obvio lo que pretendía, mientras planeaba besarla afilando los dientes.

Se sació su sospecha cuando al morder al espejo, la realidad se rompió en mil y un diferentes verdades.

jueves, 6 de marzo de 2014

No eres ambicioso: te contentas con ser feliz.


Cuando consiguió ser la más bella, la más lista, la más rica, la más joven … echó en falta que hubiera al menos otra persona más en el mundo, para que alguien supiera que lo había logrado.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Cuando Dios quiere enloquecer a alguien, satisface todos sus deseos.



Le dije que no podría quererlo, se lo dije... porque en aquel momento no quería mentir a nadie.

Ahora todo ha cambiado, ahora mentiría a quien fuera.

martes, 4 de marzo de 2014

Lo que más odio, es que me pidan perdón antes de pisarme.





Confió en aquella chica que no paraba de sonreír.

De haber sabido la de payasos que había engullido, no se hubiera puesto nunca la espuma roja en la nariz, menos los grilletes...



lunes, 3 de marzo de 2014

Tampoco lo lloréis... volverá mañana. Pero no será igual. Será otro día

Cogió su pistola, respiró hondo y apretó el gatillo, falló.

El despertador volvió a sonar, lo que agitó aún más su puntería… tampoco acertó la vez siguiente.

Una bala, un estruendo y una pared llena de manecillas de reloj. ¿El retroceso? Un empezar desde el principio, pues cuando logró matar al tiempo, ella ya no estaba esperando.