Entradas

Espejito, espejito..., se quien eres.

Los peores obstáculos son los que cuando los superas, te siguen

Al amor lo erosiona la falta de roce.

Guardar rencor a quien ya te ha olvidado es como devolverle el golpe a un objeto con el que tropiezas: tú sufres dos veces el daño y él ninguna.

Mira dos veces para ver lo justo, no mires más que una vez para ver lo bello

Izar la roja

La vida no se trata de encontrarse a uno mismo, sino de crearse a uno mismo

Aquel que lo piensa mucho antes de dar un paso, se pasará toda su vida en un solo pie

El futuro es cada vez más breve y la resaca larga

Se puede ocultar la verdad pero no hacerla desaparecer

Tarareábamos cuando éramos reyes. Nos sentíamos dioses.

Sería bueno si pudiéramos poner el dolor en un sobre y devolverlo al remitente.