lunes, 24 de marzo de 2014

¿Para qué la salida de emergencia a 10.000 metros de altura?

Se preparó durante meses.

Quienes lo conocían apostaban que aguantaría el peor de los golpes.

Sin embargo, en apenas dos segundos cayó fulminado en el suelo.


Nadie supo lo que le susurró aquella rubia, que al irse afirmó “quizás estuviera preparado para recibir el peor de los golpes, pero ante un halago... se encontró absolutamente indefenso”


No hay comentarios:

Publicar un comentario