miércoles, 10 de octubre de 2012

Me pido primer para desertar de la estrechez, de los que saben negociar tablas en el ajedrez.

- No puedes pretender que sea como ella.
- Y ¿cómo es ella?
- Pues ya sabes… una de esas figuras de ajedrez que daría la vida por su rey.
-Y ¿tu? ¿cómo eres tú?
- ¿Yo? Una reina de las que terminan la partida en pie y jamás se conforma con tablas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario