martes, 4 de julio de 2017

Al amor lo erosiona la falta de roce.


-  Mira allí ¿distingues las rocas?

- Claro que sí, la más pequeña multiplicaría por tres lo que ocupamos ambos juntos.

- Ahora fíjate un poco más lejos, ¿ves el macizo?

- ¿Cómo no hacerlo? Es casi sinónimo de este paisaje.

- ¿Y si intentas ir más allá? ¿Puedes sentirlo formar parte de una cordillera mayor?

- Puedo, pero… ¿a dónde quieres llegar?

- Solo respóndeme, te haré únicamente una pregunta más… ¿crees que, por estar rodeados de ellas, seguimos viviendo en la edad de piedra?

- Por supuesto que no, eso quedó en el pasado ¿estás loca? 

- ¿Lo estás tú cuando te refieres a ti y a mí como a nosotros, sólo porque estemos en este momento aquí, viéndonos el uno al otro?

No hay comentarios:

Publicar un comentario