viernes, 28 de abril de 2017

Mira dos veces para ver lo justo, no mires más que una vez para ver lo bello

¿Alguna vez has visto una foto tuya y no te has reconocido?


No es que estés más guapo, ni menos, simplemente te confundes con otra persona. Por un instante eres otro, vives como otro, te arrepientes como otro y sientes que te quieren de una forma distinta a las demás veces que te han dicho que te querían. La hora que gana al despertador tampoco es la tuya, pero funciona igualmente y para todo lo que estaba sucediendo.

Entonces, inexplicablemente, te empiezas a lamentar de no ser ya esa recién inventada parte de ti que nunca lograste, ni quisiste, ser.Y no es que la magia se rompa, no es eso, es que la magia definitivamente desaparece y en su lugar una foto de perfil suma "me gustas" en una realidad que no existe, en una realidad en la que probablemente todos reconozcan en ella al mismo personaje ficticio al que tú ahora ya envidias.

La siguiente foto, es de frente. Comienza la condena.

3 comentarios:

  1. Como título frase de Henri-Frédéric Amiel

    ResponderEliminar

  2. " Atlántida sumergida, ay de mi vida ..."
    Tu lectura ( y mi interpretación ) me llevaron automáticamente a esta canción :
    https://www.youtube.com/watch?v=_WhA4Ylqnds

    Buenas letras, como siempre. Y eso sí es estar de frente :-)

    ResponderEliminar