Recuérdalo, lo difícil no es olvidarte, es querer hacerlo



La apretó con más fuerza, 
al ver que su miedo 
no era a caer, 
sino a saltar, 
del precipicio.

Comentarios

  1. se sobrecoge tanto que se rompe antes de dar el salto. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario