domingo, 30 de agosto de 2015

Aunque tan solo se trata de un simulacro de emergencia, yo además, por si acaso, me abrazo a ti.


Nos dormimos escribiendo cadáveres exquisitos sobre nuestros cuerpos desnudos y tan pronto lo hicimos, se escaparon con los restos de nuestras vidas, tantos versos como nos tatuamos.


Si los ven por ahí, por favor, no les digan dónde nos escondemos.

4 comentarios:

  1. Título extraído del poema "Salvavidas" de David González

    ResponderEliminar
  2. Antes de descender del título ya hice mi apreciación ( basada en hechos reales y literales )
    Y me dije : nunca es lo mismo. Le falta la verdad ! ... esa alerta que lleva emoción e instinto. Luego caí y en tus letras encontré el asentimiento.

    Bonito post

    ResponderEliminar
  3. ¡Pero qué cosas más bonitas nos dices Juncal! La verdad es que en la estética que persigo, el título hace más de telonero que eclipsa lo que yo escribo, que de título al uso. Pero considero que la realidad a veces es tan real, que antes de leerme, quiero preparar a quien se pase por aquí con alguna frase intermedia, como si eso pudiera hacer que se borrase todas sus preocupaciones, para que después ya pueda centrarse en lo que firmo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Pero qué cosas más bonitas nos dices Juncal! La verdad es que en la estética que persigo, el título hace más de telonero que eclipsa lo que yo escribo, que de título al uso. Pero considero que la realidad a veces es tan real, que antes de leerme, quiero preparar a quien se pase por aquí con alguna frase intermedia, como si eso pudiera hacer que se borrase todas sus preocupaciones, para que después ya pueda centrarse en lo que firmo.

    ResponderEliminar