jueves, 15 de enero de 2015

No soy sincero, incluso cuando digo que no lo soy.




La eligió,
no porque le gustaran los gatos, 
sino porque le gustaban...
sin tener miedo a los ratones.




En aforismo:
Le gustan más los gatos, a quien además, no tiene miedo a los ratones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario