Observa las flores del cerezo, podrías dedicar tu vida entera a la búsqueda de una sola y no habrías desperdiciado tu tiempo.




No es tanto elegir la pregunta,
como la margarita.






Comentarios

  1. qué rabia me dan a mí las margaritas arrancadas esperando promesas de amor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario