martes, 28 de octubre de 2014

No tuve tiempo de escribirte una carta más corta





Más que perder al tren, su obsesión era no perder el tiempo; por eso, siempre llegaba corriendo a la estación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario