viernes, 17 de octubre de 2014

Cuando una batalla está perdida, sólo los que han huido pueden combatir en otra

- Cuando volvió a su rutina de mirar el móvil siete veces por cigarro, tuve claro por donde iban los tiros.
- ¿Por qué entonces no los esquivaste?
- Porque solo cuando la sangre brotó, tuve la certeza de haber estado durante todo este tiempo viva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario