domingo, 1 de junio de 2014

Enfermedades de transmisión sentimental

Se escapó una gota de sirope mientras le dibujaba una carita sonriente en el café.

"No te preocupes" se apuró a decir a él, "saben igual las lágrimas que las sonrisas, si son de chocolate". Dejó 50 euros de propina y no se despidió.

El billete tenía el dibujo de un hombre que le guiñaba el ojo.

Lo hacía con picardía, como si la hubiera descubierto, como si supiera que cada día plagaba el burdel de cafés a rebosar de llantos de cacao.

7 comentarios:

  1. El título lo extraigo hoy de:

    http://esconderse.blogspot.com.es/2014/05/aun-estoy-temblando-y-solo-he-visto-tu.html#comment-form

    La historia nace una mañana en la que la cara de chocolate del café me salió triste, pero igualmente deliciosa :)

    ResponderEliminar
  2. Es curioso, iba a titular igual mi última entrada. Sólo por la analogía de medicinas, enfermedades, y el rollo sentimental. Pero me acordé del blog y decidí cambiar de idea.

    Bonito relato =)

    ResponderEliminar
  3. Y dice así; Sofía:

    Tengo frío,
    pero que mucho frío, y ando cansado
    como vuelan sin parar,
    las moscas de interior.
    Miro tus peluches y comprendo
    que jamás logre entender,
    el osito que contemplé,
    tras la luna de cristal.

    ;P

    (Me gusta como escribes narrativa. Eso es muy difícil si no sale natural. Que envidia siento.)

    ResponderEliminar
  4. ¡uau! nunca antes había utilizado esas palabras para nada más que el título del blog, ya que en mi mente no se le podía añadir nada más, ya lo explicaban todo. pero, me encanta el texto, te lo aseguro.
    y mil gracias por poner un enlace a mi blog, seguro que cualquier otra persona no lo habría hecho, y eso es mucho de agradecer
    un beso, enorme.

    ResponderEliminar
  5. Cobacho: si pensamos el mismo título para una entrada, creo que tenemos derecho a pedir un deseo, y sobre todo, tenemos derecho a que se cumpla ;)

    Plumeteo Linternoide: ¿qué puede responderse a un comentario así? Solo darte las gracias por dejarme estos regalos, con los que me siento telonera en mi propio blog. Seguiré escribiendo, aunque sólo sea por poder leer comentarios como estos.

    Fantasma: lo puse también en twitter, ¡qué menos! Me pareció un juego de palabras muy evocador.

    ResponderEliminar
  6. Si tu eres telonera en tu propio blog... mi comentario es de carga y descarga, más pacífico que el océano, y por supuesto, más sincero que las mentiras. Escribe, y no pares de darle a la lata. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. https://www.youtube.com/watch?v=EqWfZspNY3c

    ResponderEliminar