domingo, 11 de mayo de 2014

Recuerda que yo existo porque existe este libro, que puedo suicidarnos con romper una página.





Nunca pude hacer fotos en sueños; por eso, cuando encontré su retrato en mi mesilla, supe, que lo que viví a su lado, fue una pesadilla...

No hay comentarios:

Publicar un comentario