miércoles, 28 de mayo de 2014

El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe a dónde va.


Protestó cuando le mandaron seguir unas y otras reglas.

Un día le dijeron que era libre, que podía hacer lo que quisiera y no supo hacer nada, ni siquiera lamentarse, que era lo único que había aprendido.

2 comentarios:

  1. Vivo reflejo de la actualidad.

    Magnífico.

    ResponderEliminar
  2. Ahora, que sueño, me pregunto por qué eres tan caliente pero menos que mi boca.
    Después de todo, me pregunto tanto ahora por la parte que me toca... que el yerro de mi boca; entibiada por la falta de tu ropa; muere por el bombo del deseo, que te dije en un recreo, cuando tu coleta era tu coleta, y mi solfeo mi sol feo.

    ResponderEliminar