domingo, 20 de abril de 2014

Daría la mitad de mi obra, por no haber tenido que escribir la otra mitad


- ¿Por qué hiciste tantos kilómetros aún sabiendo que saldría mal?

- Porque ahora, después de haberlo apostado todo, puedo asegurar que la culpa de que no funcionara fue exclusivamente suya.

1 comentario:

  1. Y... no sé, el tema de la culpa es muy complejo, desde lo religioso hasta lo más pedestre.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar