viernes, 28 de febrero de 2014

Odio la realidad, pero es en el único sitio donde se puede comer un buen filete.




"No podría", se decía tras varios meses intentando convivir con aquella última negativa; "no podría..." y cuando las tragedias fueron dos en lugar de una, no tuvo tiempo ni energías para celebrar que pudo.

2 comentarios:

  1. ¿Cómo haces para decir tanto en tan pocas líneas?
    Yo quiero.
    <3

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Irene, por entender tanto en tan pocas líneas.
    Yo también quiero.

    ResponderEliminar