martes, 25 de febrero de 2014

No fue un sueño, lo vi: La nieve ardía.

Hace tiempo escribí "fue como todas las grandes historias... una gran mentira".

Supe cuando lo conocí lo mucho que me equivocaba, pues además de fingidas, las grandes historias pueden ser también imposibles ... o prohibidas...


Hoy lo volví a ver, y entonces, como siempre, el resto del mundo perdió.


No hay comentarios:

Publicar un comentario