jueves, 27 de febrero de 2014

Deberías ver la cara que puso el último hombre del mundo... cuando picaron a la puerta


Una escena.
Una puerta.
Un timbre que abre el fínal de la película.
Dos quejas.
Una por demasiado romántica.
Una por demasiado terrorífica.
Una pareja.
Dos relaciones.
Un final.



No hay comentarios:

Publicar un comentario