lunes, 20 de enero de 2014

Un muro con un graffiti encima es un muro menos alto



Es cierto que el destino estaba escrito, pero tenía tantas, tantas... faltas de ortografía, que tuve que modificarlo desde el principio.

Decidí conservar la h de los adioses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario