domingo, 8 de diciembre de 2013

Nadie vio nunca una sirena tan desnuda en un balcón






No era guapa, jamás lo había sido, tampoco lo sería... pero nadie, nadie en su sano juicio, se distraería mirando a una guapa estando ella presente; incluso habiendo ella pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario