jueves, 3 de octubre de 2013

Yo, no quiero...




Rompí todas las ataduras, 
todas...

Y cuando me creí libre 
intenté huir.
Ya no tenía de que...
mas no sabía vivir de otra manera

Y cuando me propuse escapar 
una cadena,
más pesada que ninguna
me detuvo.
Ponía... libertad.

Y así fue como caí esclava
de mi misma,
de mi independencia,
de mi soledad, 
de mis miedos,
esclava...
de todo de lo que creía haber huido.



No hay comentarios:

Publicar un comentario