lunes, 28 de octubre de 2013

Si aún quieres ver algo, date prisa, todo está desapareciendo



- Me asustó lo feliz que le hacían los lugares abandonados.

- Tu siempre estás a la caza de sitios solitarios, deberíais entenderos.

- Los lugares que yo busco, tienen apellidos muy distintos; vírgenes, cándidos, incorruptos… ¿O acaso has oído hablar alguna vez de playas desahuciadas?

- Palabras al fin y al cabo…

- La diferencia de lo que tú llamas palabras, es que yo a él le trataba con la emoción de descubrirlo y él solo pensaba en la mejor forma de rehabilitarme.


No hay comentarios:

Publicar un comentario