lunes, 21 de octubre de 2013

Me gusta imaginar, que me engañó cuando se despedía

Vengo de dejarlo en la olvidoteca; no podía más, lo último fue esta mañana, descubrí que no me mentía y que probablemente jamás dejaría de hacerlo.

¡Cómo iba yo a conformarme con alguien que pensara que la realidad era una! Yo que quería que me dijera preciosa...



No hay comentarios:

Publicar un comentario