miércoles, 30 de octubre de 2013

Este adiós no maquilla un hasta luego, este nunca no esconde un ojalá





"Perdóname, pero no podía quedarme, no así, no siendo tan feliz... porque el miedo a despertarme un día y vivir esto como cotidiano, normal, rutina... ha terminado por hacer por mi las maletas."

No hay comentarios:

Publicar un comentario