lunes, 7 de octubre de 2013

A veces te despiertas y te das cuenta de que no queda tiempo para hacer lo que soñabas



No es por la tristeza
es por el alféizar, 
que no tengo, 
y no puedo ventilarla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario