sábado, 8 de junio de 2013

De ti depende y de mí que entre los dos siga siendo ayer noche, hoy por la mañana.


Tanto me esforcé por endulzar nuestra historia, que cuando me di cuenta, el príncipe ya no era azul, sino rosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario