sábado, 28 de julio de 2012

Cuando al punto final de los finales, no le siguen dos puntos suspensivos



Lo peor de que rompan a uno en mil pedazos es que siempre se acaba perdiendo algún trozo, que a su manera, era imprescindible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario