domingo, 8 de abril de 2012

Tu sigue con tus canciones y yo sigo con mis cuentos.


Cuando se giró y volvió corriendo, la torpeza y las prisas camuflaron los 20 años que la separaban de la infancia. Entonces, con más descaro que consciencia me dijo “cuando cuentes nuestra historia, bésame en las escaleras; lo estaba esperando”.

2 comentarios: