viernes, 27 de enero de 2012

Me moría de ganas, querido, de verte otra vez


- Reservé un sexto, para estar un piso antes del séptimo cielo.
- Lástima, ¿no les quedaban octavos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario