miércoles, 24 de agosto de 2011

Ahora, que aún es antes



Antes de que tus labios rocen mi comisura y ya no haya un punto al que volver. Antes de que tus abrazos se mezclen con mis dudas y se atraganten tus mentiras con mis ojalás. Antes de que la última frase termine siempre con un perdón y sigan 2 puntos al final de tus reproches.

Antes, mucho antes, yo me bajo del avión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario