viernes, 17 de junio de 2011

Té por champagne. Yo por Veuve Clicquot




Ganamos París, perdimos la razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario