domingo, 8 de febrero de 2015

La vida es como un espejo; te sonrie si la miras sonriendo.

Me he vuelto a querer desde que existes, porque cada vez que me veo en el espejo encuentro a quien supo inventarte.

Me he seguido queriendo, incluso ahora, que nadie espera al otro lado del reflejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario